· 

Una manera diferente de vivir

La huerta valenciana tiene más de 1.000 años y fueron los musulmanes quienes la diseñaron cuando llegaron a tierras valencianas. Además construyeron los primeros sistemas hidráulicos y levantaron las alquerías andalusíes y reales que hoy conocemos y que son parte de nuestra cultura. Las alquerías pueden estar conformadas por una o varias viviendas, dedicadas a la agricultura y ganadería.

Alquería Facó en Benimaclet, Valencia.
Alqueriá Facó
Alquería árabe  de Benlloch en Valencia
Alquería de Benlloch

Conozco muy bien la vida en la alquería, ya que nací en una. Y era muy diferente a vivir en la ciudad, la tranquilidad y la relación entre los vecinos creaba unos vínculos de amistad fuertes y profundos para toda la vida, ante cualquier problema los tenias siempre dispuestos a echarte una mano fuera para lo que fuera. No tengo que decir cuánto añoro aquel tiempo, por eso siempre que puedo me alejo de la ciudad, ya que la vida en la jungla de bloques y coches se me hace insoportable y paseo por el campo entre alquerías en donde me siento feliz.

Como vemos en esta imagen, en algunas se sigue viviendo y otras se abandonaron para irse a la ciudad. Y otras muchas   alquerías fueron engullidas por la expansión de la ciudad. Hoy día hay muchas abandonadas, otras se expropiaron, y otras muchas en ruina. También quedan muchas habitadas, y otras que se encontraban abandonadas, han vuelto a la vida al ser restauradas por personas con un nivel económico medio alto, que desean vivir con tranquilidad en el campo, pero tan solo a unos pocos kilómetros de la ciudad y lejos de los tubos de escape que llenan el aire de dióxido de carbono.

Alquería engullida por la ciudad y por la Universidad de Valencia
Un ejemplo de lo dicho anteriormente

Con la expansión de la ciudad, algun pueblo como Benimaclet y algunas pedanías han acabado integrados en el gran ciudad. Hoy día son barrios parecidos a un pueblo, pero con todos los servicios que ofrece una ciudad. Pero también muchos urbanitas se van a vivir fuera de la ciudad, como al Perellonet, es una pedanía de la ciudad de Valencia perteneciente al distrito de Los Poblados del Sur y situada en el Parque Natural de la Albufera. También tenemos la de Poble Nou o la de Borboto, El Palmar etc. Vivir en una pedanía también es una buena opción, ya que los precios de la viviendas o de alquiler en la capital son brutales. 

En cuento a las construcciones nuevas en la actualidad y sobre todo en los nuevos barrios a las afueras de Valencia, están pensadas para sentirnos a gusto y no tener la necesidad de comprar una segunda vivienda. Podemos encontrar viviendas unifamiliares, bugalogs, casas adosadas, y viviendas de todo tipo, con zonas privadas, piscina comunitaria, parque infantil, gimnasio, cafetería y amplias zonas ajardinadas y parques. Hay mucho donde escoger y a gusto de cada uno, el problema son los precios.

                                                                 Parque de Orriols y viviendas adosadas

Para acabar, he de reconocer que me gustaría volver a vivir en una alquería y volver a mis orígenes. Porque no tenemos que soportar vivir a disgusto. No soy el único, hay muchas personas que buscan como yo “Una manera diferente de vivir”. Particularmente deseo alejarme del estrés que la ciudad me provoca. Los ruidos constantes de todo tipo que oigo a todas horas y que me entra por las ventanas abiertas, lo que me obliga muchas veces a cerrarlas, incluso en el verano. Así que me tuve que poner aire acondicionado para poder soportarlo. También vivir en un primero y en una calle con mucho tráfico es muy molesto y escuchar a todo el mundo que pasa por la calle es muy desagradable.

 

Y los nuevos barrios como el de Nou Benicalap están creciendo como hongos a las afueras de la ciudad. Que es lo que buscan los de un nivel económico medio alto, adosados, bungalow y viviendas independientes con numerosas zonas verdes y todo tipo de servicios.

Escribir comentario

Comentarios: 0