Cementerio General de Valencia

No sé si hay una razón para que los cementerios nos asunten tanto, incluso hay una enfermedad diagnosticada, la “coimetrofobia”. Quizá por que la muerte es esa gran desconocida que asusta y nos llena de pavor. Pero yo descubrí una ciudad silenciosa dentro de otra bulliciosa y con demasiados problemas. Pero el cementerio general de Valencia es parte de esta ciudad desde hace más de 200 años y parte de nuestra historia.

 

Fachada principal Cementerio General
Fachada principal Cementerio General

EL ORIGEN

El Cementerio General de Valencia, es considerado una obra del neoclásico español se encuentra en el llamado antiguo camino de Picassent. Se inició su construcción en julio de 1805 con motivo de la Real Orden expedida por Carlos III un 3 de Abril de 1787, además la orden era que los cementerios fueran construidos en extramuros de la ciudad”.

Capilla del camposanto  de Valencia donde se celebran los funerales
Al fondo la capilla del camposanto donde se celebran los funerales

Aquella orden venía como consecuencia de que un par de años atrás, el 3 de agosto de 1784, una real orden dictada en este sentido por el propio Carlos III, disponía que a partir de entonces los cadáveres no fueran inhumados en las iglesias. Una medida que imitaba la prohibición francesa del año 1776. La peste, entre otras enfermedades como la viruela y la fiebre amarilla, además de las pésimas condiciones de salubridad, fueron parte de las causantes de la medida que adoptó el monarca.

 

 

Creo que como la mayoría de la personas, huyo de los cementerios porque me recuerda demasiado la muerte y no me gusta. Pero un día casi por casualidad descubrí una ciudad silenciosa y tranquila, donde poder pasear y pensar sin que nadie me moleste. Simplemente intento encontrar el sentido de la vida, puesto que en este momento tengo una sensación interior de desesperanza y vacío. Creo que es bastante normal a causa de los tiempos que vivimos y con un futuro tan incierto y complicado. De hecho he descubierto un lugar que me reconforta mucho, me siento bien y en paz conmigo mismo. Creo que para algunos puede ser terrorífico pero para mí descubrir todo lo que esconde la ciudad de los muertos ha sido muy positivo.

 

 

Me gusta  caminar entre los jardines de piedra “como a mí me gusta llamarlo” observándolo todo y aprendiendo como ha sido la vida de los valencianos en estos dos siglos a través de su muerte. Los panteones y mausoleos son verdaderas obras de arte y los nichos cuentan mucho de la vida de sus moradores. Porque el Camposanto es un auténtico museo de historia y del arte al aire libre, con más de 200 años de historia. Podemos descubrir una gran colección de estilos artísticos y arquitectónicos como el Neoegipcio, el Modernismo, el Neogótico o el Neogriego, todos ellos plasmados en impresionantes esculturas y diseños que mandaron construir los burgueses valencianos. La multiculturalidad se refleja en la sección musulmana, a la cual el cementerio ha dedicado casi 700 hectáreas. Y en frente de la puerta principal también se encuentra el cementerio de los ingleses.Y además he aprendido mucho caminado entre las tumbas.  

 

Calidad y esperanza de vida a lo largo de dos siglos

Al principio la esperanza de vida de las personas pobres y con pocos recursos, raramente superaba los 50 años, sin accesos a médicos, a la medicina, y mal alimentados su vida era muy corta. Muchos jóvenes no superaban ni los 20 años. Y la mortandad en los primeros años de vida era enorme. 

 

La mortandad de las mujeres jóvenes...también era muy alta, sobre todo a la hora de dar a luz. Muchos bebes morían al poco de nacer y otros dentro de los 5 años siguientes  de vida. Además se creó un área donde se encuentran los nichos de estos bebes que me impresiono, ver tantas vidas que no llegaron a florecer y los mensajes de sus padres me dejarón  tocado.

 

Nuetra  genética marca nuestro futuro...resulta curioso y  a nadie se le escapa que heredamos de nuestra familia   lo bueno y lo malo, sufrimos de enfermedades heredadas y tramitadas de generación en generación. Y según nuestra genética vivimos más o menos. Hay tumbas y nichos donde albergan a varios miembros de una misma familia. Hay una de seis miembros y solo una señora llegó a los 55 años, los demás fallecieron entre los 40 y 50 años. Y he podido comprobar que  otras familias que descansan juntos, y que  todos/as sus miembros han llegado con facilidad y superado  los 70,  80  e  incluso a los  90 años. Y estoy hablado de personas que vivieron hace más de 100 años.

 

Aquí  reposan tambien muchos ilustres personajes como:

Joaquín Sorolla -Pintor.

Carlos Sousa Álvarez de Toledo -Marqués de Sotelo

Salvador Giner Vidal -Compositor.

José Campo y Pérez -Marqués de Campo.

Salvador Tuset -Pintor.

Emilio Alonso –Abogado y Político.

Salvador Octavio Vicent –Escultor.

Carmelo Navarro y Llombart –Escritor.

Manuel Broseta Pont -Catedrático y Político (asesinado por la banda asesina ETA).

Nino Bravo-cantante.

Amparo Meliá -esposa del fundador del socialismo español Pablo Iglesias.

José Peris i Valero -político y periodista.

Pepe Sancho -actor.

El panteón de la familia Benlliure.

Vicente Blasco Ibáñez –político y escritor. "Quiero que mi cuerpo se confunda con esta tierra de Valencia que es el amor de todos mis amores", reza la lápida del escritor Vicente Blasco Ibáñez (1867-1928), con flores que forman la bandera republicana.

 Luis Lucia, un personaje crucial en la política valenciana de los años treinta.

Rafael Conde El Titi que descansa en un humilde nicho.   

Manuel Sanchis Guarner- escritor y lingüista.

 

Manuel Granero (torero)

 

Dicen que la muerte nos hace a todos iguales pero no es verdad.

También en el cementerio se nos clasifica entre ricos y pobres "la zona rica", en La sección 1ª es la más antigua de las 20 en que está organizado el cementerio.

 

Luego tenemos la sección histórica y sus enormes panteones, diseñados y construidos para las familias valencianas nobles del siglo XIX compiten en monumentalidad. Entre sus ocupantes, están el pintor Joaquín Sorolla (1863-1923), sin cruces, o el Marqués de Colomina (1881), con una cripta polvorienta bajo un panteón de más de cuatro metros de altura.

 

La sección 3ª, el primer ensanche, con sus hileras de nichos ocupadas a finales del siglo XIX indica que el cementerio creció de manera radial. En él descansan personajes como el periodista Maximiliano Thous (1875-1947) o el torero Manuel Granero (1902-1922). Una enorme columna que culmina en una cruz homenajea a los caídos por la epidemia de cólera en el siglo XIX. Esta zona incluye tumbas de judíos, laicos y cristianos y alberga también una de las grandes fosas comunes que contiene el camposanto.

Enric Valor, fue uno de los principales promotores de la estandarización y normalización del valenciano. También podemos ver el panteón de Ángel Cristo, el domador circense. Solemos considerar la muerte como un terrible final, pero en realidad es la gran evasión hacia otra existencia. Yo como católico, creo que la muerte es la antecámara a otra vida mejor en otro plano existencial “al menos es el que yo quiero creer”.

 

Mausoleo republicano  en el cementerio general de valencia en honor de las victimas republicanas.
Mausoleo en memoria de las victimas republicanas

Mi familia materna vivía en Valencia durante la guerra y hasta el día de hoy sus descendientes seguimos viviendo aquí. Lucharon y murieron por la república y durante años he oído historias de la Guerra Civil y lo que pasaba en ambos bandos. Solo tienes que buscar información para darte cuenta, de que hubo personas ejecutadas por ambos bandos, durante y después de la contienda y enterradas en fosas comunes del cementerio de Valencia o en los cementerios de los pueblos de alrededor. Un mausoleo republicano no me molesta porque en mi familia hubo muertos. Me hubiera gustado más crear un mausoleo donde descansaran personas de ambos bando y  perdonar, tantos unos como otros.

 

INFORMACIÓN...

Dirección: C.Santo Domingo de Guzmán 27, Valencia 46017

Teléfono: 96.377.30.61

Teléfono: 96.377.35.24

Sitio Web: https://www.valencia.es/cas/cementerios/inicio

HORARIO: De lunes a sábados de 9:00 a 18:00 horas. Domingos y festivos de 9:00 a 14:00 horas.

SERVICIOS FUNERARIOS: de lunes a sábados de 10:30 a 17:00 horas. Domingos y festivos de 10:30 a 13:00 horas.  Todos los Santos: En las proximidades del 1 de noviembre, existe un horario especial para mejorar los servicios de visita a los difuntos.


Comentarios: 0