EL CANUT

Al juego del Canut “Canuto” se puede jugar a cualquier edad. Solo hace falta un Canut: Es un trozo de caña cortado de unos 10 ó 12cm de largo, aunque puede servir cualquier otro objeto en forma de tubo. Unes Telles: Trozos redondos de tejas. También podemos utilizar piedras planas del tamaño más o menos de una moneda y por supuesto monedas. Y tiza para marcar el círculo.

 


Pueden jugar varios jugadores solos o por equipos, hay que dibujar un círculo en el suelo con la tiza, y en el centro colocamos el canuto y sobre él las monedas que queremos jugarnos. Entonces pactamos con el resto de jugadores la distancia a lanzar, que puede ser de unos (5 ó 6 metros) se colocan los jugadores en la línea que previamente habremos trazado para lanzar las tellas contra el canut. El objetivo del juego es derribar el canut, sacándolo fuera del círculo, e intentando que las monedas queden dentro.

Cada jugador posee dos chapas, tellas o monedas  para lanzar, si es por equipos; el primer jugador de cada equipo lanza para arrimar la moneda al canuto lo mas que pueda, el equipo que más cerca haya quedado sigue tirando para intentar derribar el canuto. Si esto se conseguía todas las que pasaban iban al bolsillo del que había lanzado o de los dos del equipo. Si no derribaban el canuto, dejaba su tella en el sitio y lanzaba el siguiente y así todos por orden, hasta que alguien derribase el canuto. Con el canuto en el suelo, las monedas que pasaban la raya eran para quienes habían derribado el canuto. Las monedas que no pasaban la raya se quedaban en el sitio para ver si alguien las ganaba por aproximación. Así continuaba el juego hasta que no quedaban monedas para ganar. En el momento del reparto se decía “para ti, para mí, para aquel”, refiriéndose con aquel al canuto, pues nadie ganaba las monedas que estuviesen más cerca o a igual distancia del canuto.

Escribir comentario

Comentarios: 0