Fray Bonifacio Ferrer

Fray Bonifacio Ferrer (Valencia 1350 - 1417) hermano del Patrón de la Comunidad Valenciana Sant Vicent Ferrer, fue un religioso valenciano y es conocido por ser el primer traductor de la Biblia a una lengua romance” el valenciano” al principio de su vida siguió pasos totalmente diferenciados de los de su hermano.. . Tras cursar estudios de Teología y Derecho Canónico y Civil en la universidad de Perusa, donde tuvo como maestro al jurista Balde de Ubaldis, y la universidad de Lléida, regresó a su tierra natal para ejercer diversas funciones oficiales en nombre de la ciudad de València y actuar como embajador del Reino de València.


Casado con Jaumeta Despont tuvo once hijos. Su carrera jurídica tuvo un gran éxito en esta ciudad, donde fue asesor de Justicia. Sin embargo, desde su intervención en las Cortes de Monzón su carrera se vio truncada, aunque no se conocen las causas que motivaron su encarcelamiento por una denuncia que más tarde no pudo ser probada. Fue hecho prisionero y permaneció encarcelado durante siete años. En la década de los años noventa sufrió una nueva desgracia: su mujer y sus siete hijas fallecieron a causa de una epidemia. Esta situación le animó a tomar los hábitos en 1396, y bajo la influencia de su hermano ingresó en el monasterio cartujo de Porta Coeli, donde fue maestro de novicios, procurador y cuatro años después (1400) fue nombrado prior de su monasterio y visitador de la provincia de Cataluña. Ferrer llegó a ocupar el cargo de general de la orden. Esta fulgurante carrera eclesiástica fue posible gracias a la ayuda de Benedicto XIII (el Papa Luna). En los años venideros, de nuevo surgieron algunos contratiempos, debido al cisma y a su interés por seguir las normas de su orden. En el Concilio de Perpiñán representó al Papa en Aviñón, pero el resultado de esta embajada fue desastroso. Testimonio de lo que allí aconteció es su "Relatio Itineris Bonifacii Ferrerii".

  Otra de las misiones en que intervino fue el Compromiso de Caspe, cuyo objetivo era nombrar al sucesor de Martín I el Humano. Su relación con Benedicto XIII se enfrió con el paso del tiempo debido al problema del cisma. Es durante esta época cuando realizó su gran obra, la traducción al valenciano de la biblia a partir de la versión latina conocida como vulgata. Su obra fue uno de los primeros libros en ser impresos en la Península ibérica varios años después de su muerte. Esta Biblia fue impresa por Mossén Alfonso Fernández de Córdoba, castellano, y Mossén Lambert Palmart, en viejo tipo romano, desde febrero de 1477 a marzo de 1478 y a expensas del mercader Felipe Vizlant, alemán, hermano de Jacobo Vizlant, quien introdujo la imprenta en Valencia y murió en 1485. Posteriormente ingresó en la Cartuja de Vall de Cristo en la localidad de Altura de la que llegó a ser prior mayor. A los ocho años de la fundación recibió allí el hábito cartujano fray Bonifacio Ferrer, hermano de San Vicente Ferrer (5 de abril), y "aquí entra ya la tradición piadosa" fue él quien, movido por su intensa devoción a María, como toda la Orden Cartujana, modeló la imagen. Esta imagen, repetida con profusión, se colocaría a la entrada de las celdas de los monjes y se obsequiarían a las personas que, por una razón u otra, fray Bonifacio o los superiores notaban que podía ser un peldaño de amor a María en el hogar de aquellas buenas gentes. La aparición de una de ellas un siglo más tarde en la Cueva Santa provocó la santificación de este lugar.

Escribir comentario

Comentarios: 0