· 

¡Las cookies o pagas!!!

Igual que me ha pasado a mí, seguro que te has dado cuenta que ahora, al intentar acceder al contenido de muchas  páginas webs “si rechazas las cookies tienes que pagar”. Según la ley ya nos pueden cobrar para proteger nuestra privacidad.

La pregunta del millón ¿Pueden cobrar por rechazar las cookies?

Algunos medios digitales han empezado. a cobrar a los usuarios por rechazar las cookies y poder seguir navegando. Realmente la mayoría de las  páginas webs no son profesionales y no valen realmente la pena, muchas veces entras, ves que no te interesa y te largas “a mí me pasa muchas veces”.

¿Por qué lo hacen? ¿Es legal cobrarme si no acepto las cookies?

Pues sí, esto se debe a la reciente actualización que ha hecho la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) de su "Guía sobre el uso de cookies" para adaptarla a las directrices sobre patrones engañosos publicadas por el Comité Europeo de Protección de Datos.

 

¡Hecha la ley hecha la trampa!!!  La Unión Europea creó una ley de protección de datos para el usuario que  entra en las páginas  webs. Se trata, de que seamos los usuarios, los que podamos decidir lo que la web pueda hacer o no con nuestros datos. La trampa, es que nos obligan a aceptar obligatoriamente lo “estrictamente necesario”. Sencillamente en vez de entregar todos tus datos a 1.500 socios, pues los entregan a 600 o 700 socios, y estos a su vez los entregan a terceras empresas. La escusa es “por la supervivencia de la pagina web”. 

Muchas personas que navegan por la red no saben muy bien lo que son las Cookies y  para qué sirven. Las cookies son pequeños archivos de texto que los sitios web guardan en tu navegador cuando los visitas. Su objetivo es espiarnos y controlar todo lo que hacemos en la red. Nuestra  información vale millones y se la pasan a sus socios que son numerosas compañías o empresas que están muy interesadas en recopilar nuestra información personal, para generar publicidad dirigida. Lo peligroso es que nos hacen un seguimiento y saben en todo momento lo hacemos, donde entramos y que es lo que nos gusta o no.

 Hay varios tipos de cookies, entre los que se incluyen:

  • Cookies de sesión: Estas cookies son temporales y se borran automáticamente cuando cierras tu navegador. Son utilizadas por los sitios web para mantener tu sesión activa mientras navegas por sus páginas.
  • Cookies persistentes: A diferencia de las cookies de sesión, estas se almacenan en tu dispositivo incluso después de cerrar tu navegador. Pueden utilizarse para recordar información como tus preferencias de inicio de sesión y configuraciones del sitio.
  • Cookies de primeros y terceros: Las cookies de primeros se crean por el sitio web que estás visitando, mientras que las cookies de terceros son establecidas por otros sitios web a través de elementos incrustados en la página que estás visitando, como anuncios o contenido de redes sociales.
  • Cookies funcionales: Estas cookies se utilizan para recordar tus preferencias y mejorar tu experiencia de usuario, como tu idioma preferido o tu ubicación.
  • Cookies de rendimiento: Estas cookies recopilan información sobre cómo los usuarios interactúan con un sitio web, como qué páginas visitan con más frecuencia o si encuentran errores. Esta información se utiliza para mejorar el rendimiento y la usabilidad del sitio.
  • Cookies de seguimiento: Estas cookies se utilizan para rastrear tu actividad en línea y recopilar información sobre tus hábitos de navegación. Pueden utilizarse para personalizar anuncios y contenido según tus intereses.

Es importante tener en cuenta que algunas cookies pueden ser necesarias para el funcionamiento básico de un sitio web, mientras que otras pueden ser opcionales y requerir tu consentimiento antes de ser utilizadas.

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Luisa Pérez Ruiz (sábado, 09 marzo 2024 13:49)

    Hoy buscaba una información y en cada web que he entrado me han pedido pagar o aceptar las Cookies. El problema es que puedo entrar en muchas webs hasta encontrar lo que busco. Así que les den...

  • #2

    Dani Mateo (viernes, 15 marzo 2024 08:18)

    Me gusta esta entrada del blog. Nuestros datos valen millones, y aún entendería que una Web quiera saber todo de sus visitantes para mejorar la Web y ofrecerle un servicio personalizado. Pero aceptando la instalación de todas las cookies, ya sean de la Web que visitamos o la de sus socios, aceptamos que nuestros datos también se entreguen a los socios de los socios. Donde está el derecho reconocido por la Unión Europea de la protección de nuestros datos “se ha quedado en papel mojado”.

    Aviso de privacidad
    El contenido de la web a la que quieres acceder ha sido elaborado por profesionales para garantizar que la información que se ofrece es de calidad. Puedes acceder a este sitio web (excepto al contenido de suscripciones Premium) mediante las siguientes opciones:
    Aceptar cookies y acceder de forma gratuita La publicidad digital personalizada, basada en la información recogida mediante cookies o tecnologías similares, nos permite financiar nuestra actividad para seguir ofreciéndote contenido con altos estándares de calidad sin coste.

    Pulsando el botón “Aceptar y continuar”, puedes acceder a la web aceptando la instalación de todas las cookies, ya sean nuestras o de nuestros socios, que nos permiten el seguimiento y análisis del comportamiento en el sitio web, así como desarrollar un perfil específico para mostrarte publicidad y contenido personalizado en función del mismo. Puedes consultar más información en nuestra Política de Cookies y retirar en cualquier momento el consentimiento pulsando el botón Configuración de cookies que aparece disponible en el pie de nuestra página web.

  • #3

    Jaime de Miguel (miércoles, 27 marzo 2024 00:40)

    Cuando internet comenzaba a entrar en los hogares de España, yo contrataba con telefónica mi conexión a la red. Hubo un tiempo en el que tener ordenador era cosa de unos pocos y más aún si hablamos de los juegos de cassette que era super difícil que cargara un juego y que funcionara. Pero sentíamos que internet era la última frontera libre, y podías bajarte cualquier cosa y entrar en cualquier página de forma gratuita. Hoy día se ha convertido en algo muy feo en donde estamos controlados y vigilados continuamente.