· 

El peligro de jugar al Sambori o Rayuela en la calle

En mi Blog denuncio todo lo que veo mal en mi ciudad. Hace poco denuncié contenedores de residuos urbanos en un paso de peatones. No sé si fue una casualidad o no, pero el caso es que quitaron los contenedores  y  se los llevaron  a otro lugar.

Hacer clic para agrandar o expandir la imagen...

El juego Sambori “Rayuela en castellano” es un juego infantil que consiste en saltar a la pata coja encima de unas figuras geométricas dibujadas en tierra, divididas en casillas o compartimentos numerados, haciendo correr con el pie una teja o una pequeña piedra que hay que pasar de una casilla a la otra en un orden determinado, sin chafar las rayas.

El juego Sambori o Rayuela en castellano, es un juego infantil tradicional valenciano

Y ahora quiero denunciar el peligro de jugar al Sambori en la calle...

El juego Sambori  o Rayuela,  es un juego infantil tradicional valenciano que se juega en la calle en València.
El juego Sambori o Rayuela,  es un juego infantil tradicional valenciano que se juega en la calle y en los colegios.

 

En València ciudad, no sé, qué descerebrado decidió poner el juego  del Sambori en la calle. Lo entendería, si el colegio no tuviera sitio, pero no es así,  todos los  colegios  o casi todos, cuentan con un buen patio y con mucho espacio. El sacar a unos críos a la calle con los revoltosos que son siempre hay un riesgo, por mucho que los controlen los profesores. 

 

Juego  de la Rayuela en medio de un paso de peatones peligroso en València ciudad.
Juego del Sambori o Rayuela, en medio de un paso de cebra en la puerta de un colegio en València.

 

Cuando cierran los  colegios van a jugar  sin control de un adulto. Se ponen a jugar a la pelota, y un día cuando pasaba por allí, vi como  la pelotita fue  a parar a  la  calzada y un chaval fue a por ella. Por suerte, tuvo la suficiente cabeza para mirar si  venia un vehículo, como así era. El conductor al ver la pelota muy correctamente freno para que el chaval la cogiera. Esa vez no pasó nada, pero otra vez puede pasar. Pero es que además la barbaridad de ponerlo en mitad de un paso de peatones y si están jugando  te arriesgas a que te den un pelotazo. 

Escribir comentario

Comentarios: 0