Paco Cabanes Pastor (El Genovés)

Paco Cabanes Pastor (pelotari) conocido profesionalmente como el ‘Genovés’ por haber nacido el 20 de diciembre de 1954 en este hermoso municipio de la comarca de la Costera de Valencia.

Premios...

• A los 8 años gana su primer desafío por cinco duros.

• Ganó ocho Campeonatos Nacionales (1975, 1976, 1978, 1979, 1981, 1983, 1984 y 1989) y seis Individuales de Escala i Corda (1986, 1988, 1989, 1990, 1991, 1995).

• También el Torneig 5 Nacions y el Mundial de Llargues.

Ostenta la Medalla de Oro de la Generalitat Valenciana al Mérito Deportivo y el Trinquete de la Universidad Politécnica de València lleva su nombre como homenaje.

Paco Cabanes «El Genovés», 1954) dominó el deporte autóctono de la Comunidad Valenciana entre 1972 y 1996.
Imagen: pilotaviu.com

La pelota valenciana (en valenciano pilota valenciana) es un deporte tradicional que se juega con la mano y que tiene varias modalidades. Paco Cabanes pastor (El Genovés) es el mayor referente y una leyenda en el deporte de la pelota a mano, no solo en la Comunidad Valenciana, sino también en los diferentes territorios en donde se juega este deporte.

Nacido en 1954 en la localidad valenciana de Genovés. Enpezó jugando al raspall de niño en su pueblo. En alguna entrevista dijo, que le gustaba ver jugar a los mayores y de quienes aprendia Más tarde abandonó esta modalidad para centrarse en la de Escala i Corda. Como la mayoría de los grandes deportistas, tubo que trabajada de obrero en Benissa, antes de hacerse profesional. En tan sólo un año pasó de novato a codearse con las grandes figuras del momento.

Dominó el deporte autóctono de la Comunidad Valenciana entre 1972 y 1996. En 24 años, fue el referente, el ídolo, el pelotari completo que desafiaba con éxito a los grandes de la pilota vasca. En los trinquetes demostró que nadie tenías más recursos para golpear la pelota con las dos manos, en todas las posturas, en todas la situaciones. No era como ganaba, sino cómo lo hacía. Un héroe que cruzó la frontera hacia la divinidad en la final individual de 1995 en un abarrotado trinquet de Sagunt. Aquel día, con 41 años, tras remontar ante Álvaro (60-55) mientras tomaba aire en la escala, entre punto y punto, se convirtió en un deportista inmortal.

Fuente: Levante-EMV

Comentarios: 0