Alzira (La Ribera Alta)

Murallas de Alzira, Ribera Alta, Valencia, Comunidad Valenciana, España.
Murallas de Alzira (Foto Wikipedia).

Alzira es una ciudad de la provincia de Valencia y es capital de la Ribera Alta del Júcar . El nombre deriva del árabe الجزيرة (al-ǧazīra), «la isla». El nombre completo en árabe, sin embargo, era جزيرة شقر ¡Ayuda! (ǧazīrat šuqar), «la isla del Júcar». Según datos del INE de 2014, Alzira cuenta con 44.518 residentes censados.

En 2008, según datos del ayuntamiento, había 4.633 son inmigrantes censados (1.400 rumanos; 526 marroquíes; 278 búlgaros; 266 ecuatorianos y 250 argelinos). La gran expansión que han experimentado los municipios de Alcira, Algemesí y Carcagente desde mediados del siglo XX, ha creado un área urbana de casi 100.000 habitantes, ya que sus cascos urbanos han quedado prácticamente unidos.

La ciudad está gobernada desde el 13 de junio de 2015 por Diego Gómez García, de Compromís. Forma equipo de gobierno con el PSPV-PSOE y EUPV.

Alzira esta rodeada de campos de naranjos regados por las aguas del Xúquer (Júcar). El gran escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez se inspiró en Alzira a la hora de escribir la novela “Entre Naranjos”. Los campos fértiles que rodean Alzira están regados por las numerosas acequias que cogen el agua del Xúquer (rio de vida y de muerte) por las numerosas inundaciones que ha ocasionado en la ciudad. Alzira cuenta con una gran riqueza monumental, en la que destacan las murallas construidas entre los siglos IX y X, que rodeaban el núcleo urbano, la ciudad se creó estratégicamente en la época de los árabes, para poder defenderse de las invasiones de otros pueblos que deseaban conquistar una tierra tan rica.

Monasterio de la Murta (Foto Wikipedia)
Monasterio de la Murta (Foto Wikipedia)

En su interior, la Vila  es el barrio antiguo, que mantiene el original trazado irregular de calles estrechas, pequeñas plazas, edificios históricos y restos arqueológicos. Aquí se encuentra la iglesia de Santa Catalina, levantaba sobre el solar de la mezquita mayor y que es una buena muestra de la arquitectura gótica de la época de la reconquista.

Una reforma el siglo XVII  y una ampliación el siglo XVIII  le dan su aspecto actual. En su interior acoge un retablo neobarroco con las imágenes de los patronos de la ciudad. Muy cerca se levanta la casa Consistorial, un palacio construido en la segunda mitad del siglo XVI y que perteneció a los Marqueses de Santiago. Declarado Monumento Nacional,en su interior conserva el archivo municipal de Alzira, con valiosos legados documentales como el códice miniado del Aureum Opus Privilegiorum Regni Valenti, datado en 1380, que contiene un registro de privilegios. Otro de los palacetes históricos de la Vila es la casa del Emperador, donde está el Museo Municipal de  Alzira. Reúne parte del patrimonio cultural de la zona de la Ribera del  Júcar, lo que permite contemplar la evolución de los asentamientos humanos establecidos en este territorio desde la prehistoria hasta nuestros días. De especial interés son la cerámica islámica, algunas con inscripciones cúficas, un fragmento de muro del siglo XII o diez lienzos de 1860 que narran acontecimientos históricos. Alzira es una localidad con gran tradición de actividades festivas. Entre sus principales celebraciones destacan las fallas en marzo. Son después de la ciudad de Valencia consideradas las más importantes. También en Alzira como en Valencia existe un Museo Fallero. También destaca la otra gran fiesta de la Semana Santa, originaria del siglo XVI y que agrupa a 7.000 cofrades en 18 hermandades y cofradías.

Escribir comentario

Comentarios: 0