· 

Los chantajistas de la gorra

Año tras año, los gorrillas intimidadores siguen haciendo de las suyas en Valencia. No se libran ni la zonas Azules, hospitales o cementerios, donde hay pasar por caja por aparcar; exigiendo una cantidad de dinero por vigilar los coches. Y de no aceptar este miserable chantaje, los vehículos pueden ser seriamente dañados por estos intrusos, incluso agredidos los conductores/as si no aceptan pasar por caja y esto simplemente es un miserable chantaje amparado por la ley.

Estos intrusos venidos del Este de Europa, África o del Magreb en su mayoría. No pagan impuestos por lo recaudado que está libre de polvo y paja, ya que todo es en negro. Solamente imaginar por un instante por estas imágenes en el Hospital de Arnau de Vilanova y alrededores me cabrea y mucho. Lo que pueden recoger estas mafias por el chantaje durante todos los días, semanas y meses es incalculable. Y encima aceden a todas las ayudas sociales que este país que da aunque este ilegalmente.

Los ciudadanos pagamos sus impuestos para que nuestros derechos sean atendidos y respetados, pero al parecer el ayuntamiento parece no darse cuenta de esta triste realidad y el trastorno y temor que causan estos chantajistas. Así pues, es hora de que el tripartito de izquierdas y separatista del Ayuntamiento de Valencia tome carta en el asunto y que la Policía Local intervenga de una vez para acabar con estos intimidadores chantajistas, los cuales no muestran un respeto a la ley y a los derechos de los ciudadanos.

Escribir comentario

Comentarios: 0