Escudo de la Ciudad de Valencia

El escudo oficial de la ciudad de Valencia, está formado por un escudo de cairó (en rombo) con cuatro franjas rojas sobre fondo amarillo. El escudo se encuentra coronado, y sobre dicha corona se posa un murciélago con las alas extendidas. A cada lado del escudo, se ubican sendas eles mayúsculas. El origen del actual escudo de la ciudad de Valencia, se remonta al siglo XIV, cuando se adoptó como divisa las propias armas reales: un escudo en cairó, con cuatro palos de gules sobre campo de oro.

Primer escudo coronado Posteriormente Pedro el Ceremonioso, en reconocimiento a la resistencia opuesta por Valencia a Pedro el Cruel de Castilla durante la Guerra de los dos Pedros (1356-1365), le concede a la Ciudad de Valencia el derecho a utilizar sobre sus armas la corona real. Se hace referencia a este privilegio en un documento del Manual de Consells de 1377 (Archivo Histórico Municipal de Valencia, años 1375-1383, n. 17, sig. A): «E es cert quel senyal per los molts alts Reys darago atorgat e confermat a la dita Ciutat era e es lur propri senyal Reyal de bastons o barres grogues e vermelles. [...] [L]o molt alt senyor Rey ara Regnant per son propri motiu e sa mera liberalitat tenint se aixi com fon sa merce per molt servit de la dita Ciutat senyaladament en la guerra de Castella prop passada specialment en los dos Setges e pus principalment en lo segon e derrer daquells tenguts sobre aquella per el Rey de Castella enadi la dita corona al dit senyal». Así, por tanto, se trataría inicialmente de una enseña heráldica que fue evolucionando hasta adoptar la forma de una bandera, con una corona sobre las barras de los reyes de la Corona de Aragón. Las

"L" representan el título de "Ciudad dos veces Leal" que le fue concedido a Valencia por Pedro el Ceremonioso en agradecimiento tras la defensa victoriosa de la ciudad de los ataques de las tropas castellanas en 1363 y 1364 durante la "Guerra de los dos Pedros" que enfrentó a Pedro I de Castilla y Pedro IV de Aragón. En esta guerra, Aragón pretendía anexionar los territorios de Murcia, en poder de Castilla y dominar el Mediterráneo, en poder de Castilla y sus aliados genoveses. La guerra se desencadenó por el ataque y hundimiento de dos naves genovesas por parte de los aragoneses y durante la misma fueron atacadas y ocupadas por Castilla importantes ciudades aragonesas como Teruel, Caudete, Alicante y Villena. Sin embargo Valencia sobrevivió a dos ataques y logró tal distinción. Escudo de Valencia En el siglo XVII, el dragón alado que aparecía en algunos escudos reales, dio lugar al murciélago, que ya había sido utilizado en algunas representaciones heráldicas. Existen numerosas leyendas que explican el porqué de la aparición del murciélago en el escudo, todas ellas relacionadas con el asedio de la ciudad por las tropas de Jaime I el Conquistador. El escudo actual tiene, desde el final de la Guerra de la Independencia Española -1808-, dos ramas de laurel que simbolizan la defensa de la Ciudad ante el general francés Moncey. Otorgadas a la ciudad por Fernando VII.

Escribir comentario

Comentarios: 0