Historia de una mentira

Para que no quepa dudas, lo único que busco con este artículo es la verdad, cualquiera que sea, me guste o no. Soy capaz de rectificar en mis conclusiones, cuando la publicación de otros textos así lo aconseje. Ya que nadie estamos en posesión de la verdad absoluta.

Dicho lo anterior, deseo subrayar que la mentira, es un arma muy poderosa.   Hoy día la estrategia  de comunicación de los partidos políticos y preferida por muchos, es la difamación y el engaño. Y las redes sociales y ciertos  medios de comunicación son las armas para difundir los conocidos como  “fake news”. Es un tipo de Bulo, difundido a través de portales de noticias, prensa escrita, radio, televisión y redes sociales. El objetivo no es informar...si no desinformar, se diseñan y  emiten con la idea de engañar y confundir. Pero antes de Internet y de  las redes sociales, también se usaba la mentira como arma política; Para el nazi Göbbels, «una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad».

De igual manera, el nacionalismo separatista catalán y sus  acólitos (seguidores) valencianos, están usando las mentiras para cambiar la historia. Hay una estrategia clara de grupos organizados, de crear una historia llena de falsedades, en donde los catalanes han tenido una gran importancia en la creación del Reino de Valencia y en la cultura del pueblo valenciano. Además, lo han tenido siempre muy claro, que si querían cambiar la mentalidad de los valencianos, tenían que comenzar por los más jóvenes y por eso su primer objetivo fueron los niños y adolescentes valencianos, para adoctrinarlos en el catalanismo desde la educación  primaria.

Deseo subrayar, que en este segundo artículo no trata solamente sobre un conflicto lingüístico. Sino que va mucho más allá de ser un problema de lengua, trata de la supervivencia cultural de un pueblo. El nacionalismo ha mentido, ha tergiversado la historia y camuflado sus autoengaños bajo una espesa capa de propaganda populista y un nacionalismo identitario. Inculcando la idea de unos países catalanes que nunca han existido. Según su visión de la historia, con Jaime I vinieron mayoritariamente catalanes, que se asentaron a lo largo de la costa. Y en menor cantidad y en este orden, aragoneses, castellanos, navarros y otros, que se asentaron en el interior.

Pero la realidad es cabezona y pone a cada uno en su lugar. Indiscutiblemente ,  los catalanes que vinieron a la conquista  de Valencia eran muy pocos. Y es fácil de demostrar, simplemente con la demografía de la época de la conquista. Además, Antonio Ubieto en su libro “Orígenes del Reino de Valencia” lo explica muy bien; hace dos siglos que se publicó un documento muy interesante de Jaime I, dirigido al municipio de Barcelona. El rey pedía que se le enviasen pobladores desheredados cristianos para asentarlos en el Reino de Valencia ya que eran pocos los que había y se necesitaban unos 100.000 barceloneses para mantener el dominio cristiano. Pero difícilmente podían enviar tal cantidad de personas a Valencia, cuando según los más optimistas la población de Barcelona en la época de Jaime I no superaba los 50.000 habitantes, incluso algunos lo rebajaban a 35.000. 

Mapa del España y los diferentes reinos que la conformaban.

La mentiras al descubierto…

1. El Llibre del Repartiment del Regne de València, era el registro en donde se anotaba por orden del rey Jaime I, la entrega de casas y tierras a los aragoneses, catalanes, navarros, ingleses, húngaros italianos y franceses que participaron en la conquista de Valencia de 1238. Lo peor y lo que más me indigna, es que un tal Próspero de Bofarull y Mascaró, barcelonés y director del Archivo de la Corona de Aragón, fue quien en 1847, reescribió el Llibre del Repartiment, eliminando apellidos aragoneses, navarros, castellanos etc. e inventándose apellidos catalanes para hacer creer que el papel que tuvieron en la conquista del Reino de Valencia en 1238, fue mucho más importante de lo que en realidad fue.

2. Según un documento procedente de la Gran Enciclopedia Aragonesa (GEA 2003) Sobre la bandera cuatribarrada dice: Deben, para empezar, descartarse sistemáticamente todas las elucubraciones que insistan específicamente en el dicho carácter «catalán» pues, en términos de corrección científica e historio-gráfica, no puede aceptarse otra cosa que el concepto de lo «barcelonés», y entendido éste como alusivo a la Casa Condal de Barcelona, pues el término y la noción misma de Cataluña son muy posteriores al origen de los problemas que concierne a este símbolo. 

3.  Países Catalanes, este término fue acuñado por un intelectual valenciano, Joan Fuster, que publicó un ensayo literario en 1962, Nosaltres els valencians “considerada la Biblia del catalanismo” en el que afirma: “Los valencianos de la zona catalana deben luchar por el que es su único futuro normal: los Países Catalanes.” Curiosamente en una encuesta realizada en 2017, reveló que el 94% de los valencianos rechazaban que la Comunidad Valenciana pudiera formar parte de esos Países Catalanes. Por otro lado,  cuando la Corona de Aragón se unió a Barcelona en el siglo XII, no solo aportó los  territorios  de Navarra, Cerdeña, Montpellier o Nápoles, entre otros, sino también territorios que ahora Cataluña defiende como suyos. O sea, que se han agenciado los nacionalistas regiones que en realidad no fueron nunca suyos, si no  de la Corona de Aragón.

4. La relación histórica entre Valencia y Cataluña antes del nacimiento de la España moderna, se articuló a través de la expansión de la Corona de Aragón a lo largo del siglo XIII, pero nunca directamente ni con una relación de vasallaje de los valencianos hacia los catalanes. Es más, Valencia conservó su estatus de Reino (otorgado tras la conquista de Jaime I de los antiguo taifas musulmanes de Denia y Valencia en el siglo XIII), mientras que Cataluña siguió siendo un Principado, cuyo señor era el rey de la Corona de Aragón. Para terminar de desmontar el mito, resulta que los registros documentales respecto al Reino de Valencia son más antiguos que los que fijan la existencia del Principado de Cataluña. Así, el Reino de Valencia fue creado por el rey Jaime I el Conquistador en 1238. Sin embargo, y aunque el Principado catalán ya existía antes como concepto (el término se usaba desde el siglo XI para referirse a los condados de Barcelona, Gerona y Osona), la primera referencia escrita al Principatus Cathaloniae no llega hasta el año 1350, en la convocatoria de las Cortes de Perpiñán, presididas por el rey Pedro IV el Ceremonioso.

5. Otra mentira, es agenciarse el Siglo de Oro de las Letras Valencianas y en lengua valenciana. Como propio de los catalanes, pero el “Siglo de Oro de Las Letras catalanas” nunca existió. Además, la valenciana fue la primera lengua latina de Europa, que disfrutó de este privilegio, incluso antes del siglo de Oro de Lengua Castellana o española.

6. Sobre la «lengua» ¿Cómo es que podemos entendernos con catalanes y baleares? según la propaganda del nacionalismo separatista catalán, es   «gracias a los catalanes que llegaron masivamente con Jaime I».  Pero en realidad no se puede saber con certeza cual fue la primera lengua. Lo que los lingüistas han podido rastrear es la existencia de una muy importante, originaria del centro de Europa conocida como indoeuropea. Esta lengua se expandió hacia la India, donde desarrolló el  sánscrito:  y hacia el resto de Europa donde florecieron lenguas aparentemente  tan distintas entre si como el griego, el alemán, el inglés, el ruso y el eslovaco. Entre ellas se encontraba el latín, hablado en la Península Itálica, que dio origen a las lenguas romances: castellano o español, el provenzal, el francés, el gallego-portugués, el valenciano, rumano etc. Y no menciono al catalán, porque lo considero un  dialecto del francés provenzal, que más tarde se mezcla con el castellano. Sin embargo, aunque el castellano y otras lenguas han heredado muchas de las características del latín, la diferencia con las demás lenguas romances son evidentes. Mas tarde después de   la caída de Roma, aparecieron tribus barbaras: vándalos, alanos, suevos y los  más importante fue la de los visigodos. y  en donde los árabes fueron protagonistas, como fenicios, griegos, celtas etc. una multitud de pueblos pasaron o se quedaron en la península y nuestras lenguas de todos  algo hemos heredado. No podemos olvidar que  las lenguas están vivas y evolucionan con el tiempo.

Y los catalanes o mejor dicho, los "nacionalistas separatistas" no pueden eliminar una lengua propia de los valencianos, con la única intención de crear una utopía, que solo está en mente de unos cuantos fanáticos, llenos odio hacia España. 

6. En la década de los años treinta del siglo XX el profesor catalán Jaime Vicens Vives, afirmaba que la historiografía catalana repetía las fábulas, mantenía los equívocos y perseveraba en los tópicos cómodos y peligrosos. Más tarde mantuvo que una parte de la historia de Cataluña se había falseado. Percibía que se estaba gestando el último parto de la historiografía catalana de la época romántica y subrayaba que una «Cataluña falsa» protagoniza la época de la conquista de los territorios en que Jaime I constituyó el reino de Valencia. Una «Cataluña falsa» prolonga unos inexistentes contenidos nacionalistas hasta la población de Orihuela. Una «Cataluña falsa» hace catalanes a ilustres personalidades valencianas de las distintas ramas del saber y se apropia de monumentos artísticos, de nuestra cerámica, nuestra música, etc., cambiando su origen y procedencia. La historiografía valenciana y los sectores sociales deben reaccionar contra las secuelas de ese nacionalismo romántico catalán implantado en la actual Comunidad Valenciana porque se está produciendo un parto de la historiografía romántica catalana en nuestro ámbito territorial autonómico que manipula la formación histórica y cultural de la personalidad valenciana.

No me voy a extender más porque no acabaría nunca. Pero siento mucha tristeza, ver como la manipulación y mentiras sobre nuestra historia, esta siendo apoyada por valencianos/as, pocos…pero los hay. Dispuestos a perder su identidad como pueblo a favor del catalán.

Fuentes:

Comentarios: 0