El jardín de las Hespérides

Valencia desde hace unos años ha experimentado un auge en la creación de parques y jardines, las zonas verdes abundan por todos los rincones de la ciudad.

El jardín de las Hespérides esta colindante con un jardín histórico como el Botánico y con un gran espacio verde el Jardín del Turia (el antiguo cauce del río Turia). A la hora de crear este jardín se ha intentado recuperar la tradición más rica de la jardinería valenciana, a través de los cítricos que habían dado fama a los jardineros de nuestro siglo XV.

El argumento para el proyecto del jardín fue el de las mitológicas Hespérides, las manzanas de oro que Hera había plantado en su jardín, custodiado por ninfas de poéticos nombres crepusculares. El Jardín de las Hespérides es el símbolo mítico de la fecundidad. Cuando, según el relato mitológico, Hércules se apodera de las manzanas de oro, las Hespérides, desesperadas, se transformaron en olmo, sauce y álamo respectivamente.

El espacio es limitado ya que está entre el muro del Botánico y la Gran vía con un gran movimiento de tráfico y sin embargo en él caben todo tipo de insinuaciones contemplativas. Es un jardín muy hermoso, pero casi siempre hay indigentes y eso lo estropea mucho, ya que molestan a los visitantes al pedir dinero o tabaco. No puedo asegurar que a todos les pase, pero a mí sí que me han pedido y además no de muy buena manera.

Escribir comentario

Comentarios: 0