De excursión a Xàtiva

Históricamente, Xàtiva fue una de las poblaciones más importantes del Reino de Valencia, rivalizando incluso con Valencia y Orihuela, las otras dos ciudades más importantes en la época foral. Fue cuna de los papas Borja y conserva un importante patrimonio artístico, a pesar de que fue quemada en 1707 por las tropas borbónicas como represalia por apoyar a las tropas austracistas durante la Guerra de Sucesión...

Antes de nada quiero decir que he visitado Xàtiva en varias ocasiones, una villa histórica y muy importante a lo largo del tiempo para el pueblo valenciano. Y os puedo asegurar que visitar la ciudad y su casco histórico es un placer inmenso, su riqueza monumental es tan importante que ha hecho que toda la ciudad sea declarada Conjunto Histórico - Artístico en 1982. Enclave cultural e histórico de primer orden de la Comunidad Valenciana y cuna de dos papas Borja, Calixto III y Alejandro VI, así como de otros personajes ilustres como el pintor José Rivera.

Se encuentra en la Comarca de la Costera que está formada por 18 pueblos, más Xàtiva como capital. Está situada al sur de la provincia de Valencia, en 2013 contaba con 29.400 habitantes. La ciudad constituye junto con una decena de municipios muy próximos a ella un área urbana integrada que contaba con 51.246 habitantes en el 2007. Xàtiva se encuentra a 60 km y a una hora de distancia de Valencia capital y viceversa, hay muy buena comunicación por tren y por carretera, podemos ir por la mañana y volver por la tarde sin ningún problema. Históricamente, Xàtiva fue una de las poblaciones más importantes del Reino de Valencia, rivalizando incluso con Valencia y Orihuela, las otras dos ciudades más importantes en la época foral. Fue cuna de los papas Borja y conserva un importante patrimonio artístico, a pesar de que fue quemada en 1707 por las tropas borbónicas como represalia por apoyar a las tropas austracistas durante la Guerra de Sucesión. En 1822 se convirtió en capital de la provincia de Xàtiva, que desapareció a raíz de la división territorial de España en 1833.

A continuación voy hacer un pequeño resumen de los sitios que podemos visitar…no todos naturalmente, solamente los que considero más representativos o importantes de la ciudad.

El castillo, se encuentra encaramado a la sierra Vernissa y es visible desde cualquier punto. En realidad son dos castillos, llamados Menor de origen ibérico y Mayor construido por los romanos. Que se extienden en la cima de la montaña unidos por fuertes estructuras militares. Pero el conjunto actual, sin embargo, presenta una arquitectura principalmente árabe y de estilo gótico. El castillo cuenta con unas vistas panorámicas impresionantes: el llano de la rivera del Júcar, la sierras Grossa, Mariola y Benicadell y hasta en los días d buena visibilidad se puede ver el mediterráneo.

En la Plaza de la Trinitat se encuentra el Palacio de los Alarcón, el edificio civil más grandioso de la ciudad, construido antes de 1730. Dejando a la izquierda el palacio continuaremos por la Calle del Ángel, al final de la cual está la plazuela de Alejandro VI, llamada así porque es una de las casas de la parte alta Donde nació este “Papa” de la poderosa familia Borja. Esta plaza, con la Fuente de Aldomar, es uno de los espacios urbanos más atractivos de la ciudad.

Seguiremos hasta la Iglesia de San Francisco, que es el único resto arquitectónico que se conserva del desaparecido convento fundado por el Rey Jaume I. Nuestro recorrido por la parte histórica y monumental de Xàtiva nos llevará hasta La Seo o Colegiata de Santa María. Este edificio ocupa el lugar que antiguamente ocupaba la mezquita mayor y de la primera colegiata gótica construida en su interior.

Una visita obligada es el Museo de L'Almodí, era el lugar destinado al almacenamiento y venta del trigo. A principios del siglo XVI el edificio se había quedado pequeño, por lo que en 1530 los jurados de la ciudad acordaron la construcción de otro más capaz en el solar de una casa contigua al existente. Las obras no comenzaron hasta quince años más tarde y se concluyeron en 1548.

En 1919 fue elegido como sede del recién creado museo, donde se depositaron los fondos artísticos y arqueológicos del municipio, y en 1986 se ampliaron las instalaciones, añadiéndole el edificio contiguo. Posee importantes colecciones, así como piezas excepcionales. De entre la pintura destacaremos: el retablo gótico del Salvador y la tabla de Nicolau Falcó representando a San Nicolás y San Dionisio; el conocido retrato de Felipe V, que está colgado cabeza abajo por haber decretado el incendio y destrucción de la ciudad; el de Fernando VII, espléndida obra de Vicente López, así como obras de Constantino Gómez, Parra, Peris Brel, Navarro Llorens, Estruch, Rusiñol y José Benlliure.

Y para finalizar, no podemos irnos de Xàtiva sin visitar el Hospital Real, es un exquisito edificio renacentista, situado frente a la Seo, fue una institución fundada por un particular a principios del siglo XV.

Escribir comentario

Comentarios: 0