Buñuelos caseros

Cuando he ido Madrid, he podido observar que lo típico en la capital del reino es desayunar con churros o porras. En Valencia lo típico son los buñuelos con o sin calabaza.

 

Todo parece indicar que el origen del buñuelo se encuentra en la cultura sefardí y musulmana, como buena parte de nuestra gastronomía, no olvidemos que los musulmanes estuvieron algo mas de 500 años en Valencia.  Algunos escritos apuntan a que su creador fue el panadero Abdelaziz ben Drisi el Jabazún, quien viendo que la comida y la leña para los hornos escaseaban decidió preparar una masa de agua y harina y arrojarlas a los calderos de aceite hirviendo que se utilizaban para ser lanzados contra el enemigo desde lo alto de la fortaleza. 

En fallas, se instalan en las calles docenas de churrerías y la mayoría de fuera. He de decir que yo jamás he probado un solo churro o buñuelo de esas churrerías ambulantes. Solo con oler el aceite requemado se me van las ganas.

 

Otra cosa son lo buñuelos que se suelen hacer en casa de forma tradicional y con productos de primera. Mi tía de Xixona “fallecida hace unos años” era una gran cocinera y repostera, tenía su propio huerto en donde no faltaban las calabazas, calabacines o boniatos. Cuando llegaban las fiestas se dedicaba a hacer buñuelos, pastelitos de boniato o de cabello de ángel en un horno tradicional de leña. Todos los críos de la familia sabíamos que para comer había que ayudar y una vez hecho el trabajo tocaba la chocolatá

Buñuelos caseros de calabaza, plato tradicional valenciano.

LA RECETA

Dificultad baja

Tiempo 1 hora

Tiempo de cocción 5 minutos

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

400 gr. de harina

125 gr. de levadura

1 vasito de agua

Azúcar

Aceite

 


COMO SE PREPARA

Se disuelve la levadura en agua templada y se mezcla con la harina en el lebrillo de barro, hasta conseguir una masa compacta. Se reserva una media hora. Una vez que la masa ha reposado, se calienta el aceite en una sartén honda. Y con el aceite muy caliente se cogen trozos de la masa con las manos y antes de echarlos al aceite de uno en uno, se les hace un agujero en el centro con el dedo y cuando estén dorados por ambos lados se sacan rápidamente.Hacer los agujeros es todo un arte y no todo el mundo lo sabe hacer. Así que se opta por olvidarse  del agujero y acaba siendo una masa compacta.  

 

Para los de calabaza se les añade la pulpa de la calabaza previamente cocida, muy típicos en la Comunitat Valenciana “los bunyols de carabassa”. Antes de servir, se espolvorea con abundante azúcar y nos ayudaremos para hacerlo bien con un colador metálico.

Utensilios que se usan…


Comentarios: 0