LAS COMARCAS DE LA MARINA, LA MARINA BAJA Y LA HOYA DE ALCOY...

Junto con el Condado de Cocentaina, forman un territorio en el que unen poblaciones de carácter marinero, con diferentes tipos de playas, calas y acantilados; y otras que aun mantienen intacta su ambiente de pueblos de montaña, rodeadas de colinas y montañas de gran altitud. Estas tierras fueron el último baluarte de los moros que se resistían a su expulsión, y dejaron una valiosa herencia en forma de castillos, baluartes, arrabales y fiestas populares.

Cala Granadella Jávea-Alicante,Comunidad Valenciana.
Cala Granadella Jávea

La  comarca  de la Marina Alta, al norte de la provincia de Alicante, históricamente ha estado vinculada al Marquesado de Dénia, que es, capital histórica y económica de la comarca.Tiene una variada orografia  en donde convergen numerosas montañas, valles y un litoral  marítimo muy curioso, con algunos accidentes geográficos más representativos de la provincia, como  el cabo de San Antonio, situado entre Dénia y Jávea, el cabo de San Martin  un poco más al sur, y el cabo de la Nao, en el extremo sur del golfo de Valencia, fácilmente reconocible por ser la punta más oriental de la provincia de Alicante. Aunque quizás el accidente geográfico más conocido de la comarca es el peñón  de Ifach, una enorme mole que emerge del mar, unida al continente por un delgado istmo.

Es un verdadero placer recorrer la costa salpicada de poblaciones de tradición marinera, esta una tierra de diferentes culturas mediterráneas que a lo largo de siglos se han ido asentado a lo largo de la costa, y que han dejado un importante legado. Esto lo podemos ver con solo visitar poblaciones como Dènia, Jávea o Calpe, en su legado histórico en forma de castillos, palacios, casas señoriales, iglesias y en los yacimientos arqueológicos encontrados en la zona y como no, en sus barrios de influencia morisca. Y que decir en sus grandes extensiones de playas de arenas doradas y de calas de aguas cristalinas, prueba de ello son sus numerosas banderas azules.

 Hacia el interior, la Marina Alta está dominada por tres macizos imponentes, la Segària, el Montgó y la Sierra de Bèrnia, nombres que aparecen en las canciones del cantautor valenciano Paco Muñoz. En mi época de mochilero, recorrí esta zona en donde me encontré una serie de valles de difícil acceso conocidos como Les Valls de la Marina Alta, la Vall d’Ebo, la Vall de Laguar o la Vall de la Gallinera, por donde discurre el río del mismo nombre.

Vall de la Gallinera, Marina alicantina y el alcoyá.
Foto wikipedia: Vall de la Gallinera.

La misma tendencia de zona costera y a la vez montañosa se extiende hacia el sur de la Marina Baja, con las cumbres más altas de la provincia, Aitana con (1.558 m) y el Puig Campana (1.436 m) que junto a la sierra de Bèrnia y el litoral mediterráneo conforman el marco geográfico de la comarca turística por excelencia de Alicante. Su capital administrativa es Villajoyosa, aunque económicamente y su núcleo urbano sea Benidorm, gracias al turismo, que es uno, de los destinos turísticos preferidos por los europeos y además de los más importantes del mediterráneo, junto a Altea y la misma Villajoyosa pueden ofrecer una variada propuesta de sol, playa, cultura y fiestas que no deja indiferente a nadie.

Y si te cansas del sol y playa tienes la opción del interior, en donde en el interior de la Marina Baja esconden poblaciones de gran atractivo como Callosa d’en Sarrià, que guarda todo el encanto de la antigua alquería musulmana y de su pasado medieval; Guadalest, en donde su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico; o el finestrat en donde podemos ver los atractivos montañosos y costeros de la Marina. Si vamos hacia el interior, la comarca de de la Hoya de Alcoy, junto al Condado de Cocentaina , han sido históricamente territorios de convivencia y de enfrentamiento entre los musulmanes y cristianos.

Para finalizar, el escritor Just I. Sellés de Beniarrés, ha escrito un libro en valenciano cuyo título es “AL-AZRAQ EL BLAU Crònica de la conquista de la Muntanya” es un libro hecho tras una gran labor de investigación. El caudillo Al-Azraq protagonizó la defensa contra los salvajes invasores cristianos y en donde el rey Jaime I el Conquistador, logró finalizar con su victoria la conquista del Reino de Valencia. Hoy día podemos en diferentes villas donde aún se conservan barrios cristianos y musulmanes, y las fiestas tradicionales de estas comarcas, que tiene su máximo esplendor en las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy.


Escribir comentario

Comentarios: 0